Messi en su entrevista más íntima en el canal de su ahijado: la interna familiar, qué rol ocupa en los asados y su deporte oculto

Compartir:

Lionel Messi sigue cumpliendo sueños. Ahora, el de su sobrino Tomás y sus compañeros del programa de streaming Dispuestos a Todo que se dieron un gustazo que anunciaron así: «Llegó el momento de presentar nada menos que al señor Lionel, Andrés Messi».

«¿Se ve bien ahí?», rompió el hielo Leo que apareció con la ropa de entrenamiento de la Selección, entendiendo los nervios que tenían los integrantes del ciclo. «Recién terminamos de comer hace un rato y ahora me vine acá solo a la pieza porque me daba vergüenza hacerlo delante de los chicos», les contó desde Atlanta, a tres días del debut de la Selección en la Copa América.

Tomás le aclaró a Messi que sus entrevistas no son convencionales: «Nos gusta hacer sentir bien al invitado«. Y después reveló que Leo se peleó con sus primos y sus hermanos por ser el padrino de Tomás, algo que finalmente logró: «Era el primero y todos queríamos ser el padrino», aceptó el capitán de la Selección. Y arrancó el ping pong.

Video

El capitán y referente de la Selección Argentina contó como fue una interna familiar

Asado: ¿local o visitante?

Tal como contaron, la nota fue más que descontracturada. Y en la primera pregunta le dieron a elegir al 10 entre ser anfitrión o ir a comer un asado de visitante: «Me gustá ser anfitrión», aceptó y explicó: «Cuando estoy en Rosario generalmente recibo porque es más difícil que yo me mueva». ¿Qué no puede faltar en un asado? «Nada raro, me gustan más los postres que el asado en sí. Soy de los dulces, un buen helado después de comer».

Después, Messi contó que le gusta mucho la crema catalana: «Es como una creme Brülée», explicó.

El deporte oculto de Messi

Tomás contó que después del asado familiar juegan al pádel: «No soy bueno, me gusta jugar, no juego mucho, la paso como puedo, corro, no doy ninguna pelota por perdida pero no tengo buena técnica para pasarla. No juego tanto porque en el año jugamos cada tres días y se complica. Por eso aprovecho en diciembre. El pádel es lindo, cuanto más jugás más querés aprender».

También contó que jugó mucho al ping pong: «Se juega mucho en las concentraciones, jugaba mucho de chico. También jugamos al pool».

El ahijado de Leo contó una apuesta que hicieron con su padrino: «Me ganó un partido al truco y el que perdía tenía que correr desnudo a la pileta. Perdí yo y te aclaró que no lo voy a cumplir», dijo el chico. Después, Messi contó que al truco juega «sin flor».

«Mis hijos son como yo, les gusta mucho jugar a todo. Cuando llegamos acá se engancharon con el fútbol americano», siguió Lionel.

Leo, ¿sos ojota en algún deporte?

«Sí, al tenis. El tenis es más difícil que el pádel. Intentamos con Antonela tomar unas clases en algún momento pero dejamos. Me gusta mucho, pero no sé jugarlo».

El insólito lugar que a Messi le falta conocer

«Gracias al fútbol viajé por todo el mundo», arrancó el crack campeón del mundo. Y luego contó el pendiente que le queda por conocer: «Tengo pendiente conocer la Argentina, siempre digo con Antonella que es algo que tengo que hacer. Queremos hacerlo en familia, viajar por nuestro país que tiene lugares maravillosos. Me gustaría mucho recorrer nuestro país. Siempre que tengo vacaciones voy para Rosario. Para mí las fiestas son muy especiales, estar con Rosario con mi gente es sagrado. Cuando se termine todo esto voy a tener tiempo y voy a viajar por el país».

Mirá la entrevista completa

También puede interesarte

Ataque de pánico de Milei y Caputo

El Presidente a cargo del Ministerio de Economía y su secretario de Economía, titular del Palacio de Hacienda,...

Chau ola polar?: cómo va a estar el tiempo esta semana en el AMBA, según el Servicio Meteorológico Nacional

Según indicaron los meteorólogos, las temperaturas comenzarán a subir y habrá un día en el que se registrarán...

La sorpresa que recibió Ángel Di María antes de la final entre Argentina y Colombia

Ángel Di María juega su último partido en la Selección y no para de recibir homenajes. Después de...