Marcha atrás con el remolque

Compartir:

El Gobierno oficializó la derogación de la medida que autorizaba a las aseguradoras a dejar de prestar el servicio de grúa y remolque de vehículos a sus asociados a partir de julio. Mediante resolución oficial, dejó sin efecto la normativa anterior y reincorporó las cláusulas originalmente vigentes en materia de Gastos de traslado y Servicios de remolque. La decisión de revocar el servicio no llegará a entrar en vigencia porque desde este martes quedó sin efecto el documento que la reglamentó.

A pesar de que el vocero presidencial, Manuel Adorni, había confirmado que no se revertiría la decisión de modificar el servicio de grúa y remolque ofrecido por las compañías aseguradoras en todo el país, el Poder Ejecutivo confirmó que dio marcha atrás debido a los diferentes reclamos recibidos, que incluyeron una acción colectiva de la Asociación de Consumidores y Usuarios de la Argentina (Acuda). 

La normativa derogada planteaba el objetivo de desregular el sector, «proteger al ciudadano» y aumentar la competencia. Incluso, algunas compañías de seguros ya habían empezado a enviar a sus clientes cartas con la notificación de este cambio en el servicio prestado.

Esa modificación, de haber seguido adelante, implicaba además que las aseguradoras ya no estuvieran obligadas a cubrir los «desperfectos o problemas mecánicos, de batería, de arranque, eléctricos, pinchaduras, cortaduras y/o reventones de las cámaras o cubiertas o falta de combustible». Solo tendrían la obligación de cubrir los costos de grúa y auxilio mecánico en los casos de «accidente, incendio y robo y/o hurto».

Con la nueva resolución, el servicio se deberá seguir prestando conforme a las cláusulas actualmente vigentes. Los Gastos de traslado y estadía serán obligatorios en caso de daño y/o incendio o robo y correrán por cuenta del asegurador, aunque con la indemnización llegue a exceder la suma asegurada. Respecto del Servicio de remolque, incluye el servicio de auxilio mecánico de emergencia para cualquier falla que le impida al asegurado continuar su normal circulación, y se presta durante las 24 horas, los 365 días del año. Por distancias no inferiores a 100 kilómetros, hasta un servicio por mes.

La asistencia puede ser solicitada por el asegurado o el conductor autorizado por él. La aseguradora puede contratar a terceros para la ejecución efectiva de la asistencia.

También puede interesarte

Alerta amarilla por nevadas en Mendoza: qué zonas están afectadas

Se esperan nevadas persistentes en algunas zonas de la provincia mendocina, según el pronóstico del tiempo.18 de julio...

Menos actividad, menos aumentos

El índice del costo de la construcción (ICC) en el Gran Buenos Aires --CABA y 24 partidos del...