La ANMAT prohibió la comercialización de un aceite de oliva: los motivos

Compartir:

Conocé las razones por las que este producto ya no se puede elaborar, fraccionar y comercializar en todo el territorio nacional.

La ANMAT prohibió la venta de un aceite de oliva y ahora es ilegal: los motivos (Fotos: Adobe Stock)

La ANMAT prohibió la venta de un aceite de oliva y ahora es ilegal: los motivos (Fotos: Adobe Stock)

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió la elaboración y comercialización de una marca de aceite de oliva debido a diversas irregularidades que lo califican como “ilegal”. La medida se anunció mediante la disposición 5224/2024.

El producto en cuestión es el aceite de Oliva extra virgen marca “Chango”, proveniente de Chilecito, en La Rioja, y que según la ANMAT carecía de registros sanitarios y estaba falsamente rotulado.

La investigación se inició tras la consulta de un particular al Instituto Nacional de Alimentos (INAL), señalando que el producto no cumplía con la normativa alimentaria vigente. Ante esta situación, el INAL recurrió al Sistema de Información Federal para la Gestión del Control de los Alimentos (SIFeGA) para realizar consultas federales y verificar la legitimidad de los registros exhibidos en el rótulo del producto.

Leé también: Cómo evitar ser estafado con aceite de oliva falso: guía práctica para estar atento a los detalles

La ANMAT determinó que, al no poder identificar de manera fehaciente y clara el origen y las condiciones de producción del aceite de oliva “Chango”, se debía prohibir su elaboración, fraccionamiento y comercialización en todo el territorio nacional y en plataformas de venta en línea. Esta medida se fundamenta en la imposibilidad de garantizar la trazabilidad, condiciones de elaboración, calidad y seguridad del producto bajo las normativas vigentes, poniendo en riesgo la salud de los consumidores que pudieran adquirirlo y consumirlo.

El aceite de oliva prohibido por la ANMAT (Foto: ANMAT).

El aceite de oliva prohibido por la ANMAT (Foto: ANMAT).

Leé también: Qué efecto causa en el cerebro tomar aceite de oliva todos los días, según la ciencia

Cómo elegir un buen aceite de oliva

Elegir un buen aceite de oliva puede marcar una gran diferencia en la calidad de tus platos y en los beneficios para tu salud. Aquí tienes algunas pautas para ayudarte a tomar una decisión informada:

  • Tipo de aceite de oliva: el más recomendado es el aceite de oliva extra virgen (AOVE). Este tipo se obtiene directamente de las aceitunas mediante procedimientos mecánicos y sin el uso de productos químicos, lo que preserva sus nutrientes y sabor. Busca la etiqueta “extra virgen” para asegurarte de que estás adquiriendo la mejor calidad.
  • Origen y denominación de origen protegida (DOP): la procedencia del aceite de oliva puede influir significativamente en su calidad. La Denominación de Origen Protegida (DOP) es una certificación que garantiza que el aceite proviene de una región específica y cumple con ciertos estándares de calidad. Optar por aceites con esta certificación puede ser una buena indicación de calidad.
  • Fecha de cosecha y caducidad: el aceite de oliva es mejor cuando es fresco. Busca una fecha de cosecha en la etiqueta y trata de elegir aceites que hayan sido producidos en el último año. Además, revisa la fecha de caducidad para asegurarte de que el aceite no esté pasado. Un buen aceite de oliva debería consumirse dentro de los 18 a 24 meses después de su producción para mantener su calidad óptima.
  • Envase: el envase del aceite de oliva es importante para preservar su calidad. Elige aceites que vengan en botellas de vidrio oscuro o latas, ya que estos materiales protegen el aceite de la luz y el aire, que pueden degradar su calidad. Evitá aceites en botellas de plástico transparente, ya que permiten la entrada de luz y oxígeno, lo que puede hacer que el aceite se deteriore más rápidamente.
  • Sabor y aroma: si es posible, probá el aceite antes de comprarlo. Un buen aceite de oliva extra virgen debe tener un sabor fresco y afrutado, con un toque amargo y picante, indicativos de los antioxidantes presentes. El aroma debe ser agradable y recordar a aceitunas frescas, hierba cortada, o frutas. Evita aceites con olores rancios o sabor insípido, ya que estos pueden indicar que el aceite está oxidado o de baja calidad.

También puede interesarte

Ataque de pánico de Milei y Caputo

El Presidente a cargo del Ministerio de Economía y su secretario de Economía, titular del Palacio de Hacienda,...

Chau ola polar?: cómo va a estar el tiempo esta semana en el AMBA, según el Servicio Meteorológico Nacional

Según indicaron los meteorólogos, las temperaturas comenzarán a subir y habrá un día en el que se registrarán...

La sorpresa que recibió Ángel Di María antes de la final entre Argentina y Colombia

Ángel Di María juega su último partido en la Selección y no para de recibir homenajes. Después de...