Diego Martínez destrabó un nuevo nivel en Boca después de una semana compleja: «Había que estar tranquilos para mejorar la efectividad»

Compartir:

El rostro de Diego Martínez contrastaba respecto a la última vez que se vio cara a cara con la prensa. El miércoles, tras el empate postrero de Fortaleza, el director técnico de Boca lucía amargado. Hasta se cargó de responsabilidad. En la noche del domingo, después de la electrizante victoria sobre Central Córdoba con remontada incluida, se lo vio mucho más aplomado. Y hubo una palabra para justificar la conformidad: “Efectividad”.

El Talón de Aquiles de su equipo, en definitiva, había sido la cantidad de situaciones dilapidadas contra los brasileños, algo que no se vio en la noche santiagueña. Por el contrario, su equipo fue pura contundencia.

“Lo que charlamos fue el tema de la efectividad, tener más tranquilidad en el último pase. Tomar un segundo más para encontrar la mejor opción. Nos encontramos con un gol en contra con un rival con una propuesta muy arriesgada. El 2 a 0 fue un golpe fuerte y duro”, analizó Martínez.

Y continuó: “Hablamos con los muchachos que había que descontar rápidamente, estar tranquilos para mejorar la efectividad y ponernos en partido rápidamente, había que seguir insistiendo”.

Y cerró: “Mejoramos en el segundo tiempo, nos pusimos muy rápido en partido. No nos sorprendió la línea de tres de Central Córdoba, Garrido era casi un volante, pero cuando ajustamos la posición de Montoya y Godoy, el equipo recuperó y llegamos con mayor calidad. Y a partir del empate, estuvimos más tranquilos. Por la cantidad de jugadas que generamos, el resultado es justo”.

No fue fácil para Martínez armar el equipo, teniendo en cuenta la enfermería azul y oro. Hasta Santiago del Estero llegó sin cuatro marcadores centrales:Marcos Rojo, Nicolás Figal y Cristian Lema, todos lesionados, más Nicolás Valentini, colgado por su situación contractual. Con Lucas Blondel recuperándose de una rotura de ligamentos, arriesgó a Luis Advíncula, que venía tocado. El peruano fue reemplazado por Marcelo Saracchi a los 35 minutos del primer tiempo y se retiró de la cancha renqueando. Para colmo, no pudo jugar Cristian Medina, que sufrió un traumatismo en la zona intercostal, y Edinson Cavani se quedó en Buenos Aires, al igual que Darío Benedetto, sancionado.

Aunque Martínez dijo del Pipa: “No viajó porque creí que la mejor opción eran los que viajaron el día de hoy, los que mejor nos iban a representar y que más disponibles iban a estar para jugar”.

El resumen de la remontada de Boca

También puede interesarte

Ataque de pánico de Milei y Caputo

El Presidente a cargo del Ministerio de Economía y su secretario de Economía, titular del Palacio de Hacienda,...

Chau ola polar?: cómo va a estar el tiempo esta semana en el AMBA, según el Servicio Meteorológico Nacional

Según indicaron los meteorólogos, las temperaturas comenzarán a subir y habrá un día en el que se registrarán...

La sorpresa que recibió Ángel Di María antes de la final entre Argentina y Colombia

Ángel Di María juega su último partido en la Selección y no para de recibir homenajes. Después de...