Una generadora acepta el canje de CAMMESA pero hay quejas de Paolo Roca, Marcelo Mindlin y los Estados Unidos

Compartir:

La oferta de canje o reperfilamiento de la deuda de CAMMESA (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrica S.A.) dado a conocer la semana pasada a través de la Resolución 58 del Ministerio de Economía y la Secretaría de Energía muestra como resultado, hasta ahora, que las petroleras YPF, PAE, Pluspetrol y la generadora Albanesi lo aceptan, mientras que dos cámaras empresarias del sector energético mostraron su descontento y el Gobierno de los Estados Unidos y el FMI están en alerta.

Por otra parte, se desató una fuerte interna dentro del Gobierno que tiene por un lado al ministro de Economía Luis Caputo y al secretario de Energía Eduardo Rodríguez Chirilo y, por el otro, a los técnicos de CAMMESA, que se oponían a este canje. El que quedó en una situación difícil es el jefe de Asesores del ministerio de Economía, Rafael Aduriz, quien llevaba a cabo las negociaciones con las empresas y cámaras del sector, que consideran que no fue claro en las negociaciones.

La propuesta del Gobierno a las empresas productoras y generadoras consiste en una oferta para canjear la deuda de 1.200 millones de dólares que acumuló CAMMESA con las generadoras y productoras de energía eléctrica entre diciembre y enero entregando el bono AE38 con vencimiento en el 2.038.

Esa oferta de canje responde a la resolución 58/24 publicada el martes pasado en el Boletín Oficial, mediante la cual el Ministerio de Economía, a través de la Secretaría de Energía, les dio cinco días hábiles a las generadoras de energía para que acepten la propuesta.

Albasi, la primer generadora de energía que acepta el canje

Al respecto, el ministro Luis Caputo recibió una buena noticia el viernes por la tarde cuando la generadora de energía Albanesi, una de las seis más importantes del sector, anunció que aceptaría el canje de deuda ofertado por el Gobierno.

Es la primera empresa del segmento que avala las condiciones de renegociación que en los hechos implican una quita del 50% del capital que dejó de pagar el Estado establecidas por la resolución 58 de la Secretaría de Energía.

El Gobierno ofreció, para canjear la deuda de CAMMESA, el bono AE38

En el comunicado, la empresa señala que «el Grupo Albanesi comunica que adhirió a la propuesta realizada por la Secretaría de Energía dependiente del Ministerio de Economía de la Nación, a través de la cual se instruyó a CAMMESA a la firma de los acuerdos correspondientes con los acreedores del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM)».

El mismo agrega que «a raíz del momento de expansión que protagoniza el Grupo Albanesi en pleno proceso de inversión, tenemos la necesidad de priorizar los compromisos contractuales asumidos oportunamente con nuestros inversores y hacer frente a las obligaciones financieras».

En esto radica la aceptación de dicha propuesta de carácter excepcional, transitoria y única, a través de la firma del acuerdo correspondiente, informó la empresa.

«No obstante, el Grupo Albanesi ha acompañado la demanda del sector de la generación eléctrica, que de manera legítima reclama el pago de la energía entregada al sistema durante los últimos cuatro meses y el cumplimiento de los contratos vigentes», concluye.

Otras posiciones sobre el canje de deuda por el bono AE38

El jueves se conoció la decisión de la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH), que nuclea a las principales empresas del área energética, de rechazar la propuesta del Gobierno de canjear la deuda de 1.200 millones de dólares que acumuló CAMMESA entre diciembre y enero entregando el bono AE38 con vencimiento en el 2.038 agravó la situación del intento de reperfilamiento de esa deuda. Las petroleras YPF, PAE y Pluspetrol ya informaron a las autorides que estarían de acuerdo en aceptar el canje de deuda.

Desde varias fuentes del sector comentaron a iProfesional que la posibilidad de un futuro incumplimiento de contratos en el sector de la energía provocó también una gran preocupación del gobierno de los Estados Unidos y del FMI ya que la empresa americana AES figura entre las damnificadas.

Las productoras agrupadas en la CEPH entre las que figuran TotalEnergies, Tecpetrol, Pampa Energía, Wintershall Dea, CGC y Capsa-Capex rechazaron la oferta del gobierno, al igual que lo hicieron el miércoles las principales generadoras de energía nucleadas en la Asociacion de Generadores de Energía Eléctrica (AGEERA).

Otra de las empresas afectadas por el canje es Pampa Energía

Las petroleras le advirtieron que la normativa publicada afecta a los derechos contractuales de los productores al amparo de los contratos celebrados con Cammesa en el marco del Plan Gas. Y que además afecta a su derecho de propiedad.

La decisión oficial afecta la seguridad jurídica en general, y de manera particular en el Mercado Eléctrico Mayorista, lo cual resulta de extrema gravedad ya que sería la primera oportunidad desde la creación del MEM, en la que la administración pública modifica unilateralmente los contratos de abastecimiento y los PPA (Power Purchase Agreement).

El problema es que, de acuerdo a la opinión de los principales especialistas jurídicos del sector, la resolución del ministerio de Economia afecta la seguridad jurídica de los contratos de demanda mayorista y de abastecimiento de energía eléctrica a partir de fuentes térmicas y renovables celebrados bajo las rondas de los PPA y las Resoluciones S.E.E 21/2016 y S.E.E. 287/2017.

En particular, se presentan ciertas premisas legales y regulatorias que son aplicables a los PPA de cara a la seguridad jurídica y confianza en el sector privado y financiero.

Activo subyacente de proyectos de generación de energía eléctrica

El PPA es el activo subyacente de proyectos de generación de energía eléctrica, y ha sido el método ideado por el regulador para viabilizar el desarrollo de nueva potencia instalada.

Pero el dato mas significativo es que la carta de la CEPH está firmada por Carlos Ormachea, presidente de esa camara y ex CEO y actualmente chairman de Tecpetrol, la petrolera del grupo Techint cuyo dueño Paolo Roca se muestra a favor del Gobierno que le otorgó la presidencia y estructura de managment de YPF.

Otra de las empresas afectadas por el canje es Pampa Energía, cuyo dueño el empresario Marcelo Mindlin también se muestra a favor de las políticas del gobierno.

CAMMESA tiene acumulada una deuda de u$s1.200 millones con las generadoras y productoras de energía eléctrica

Pampa es duena de la transportadora de energía Transener, de centrales térmicas, hidroeléctricasa y parques eólicos, y es la principal proveedora privada de energía del país.

La empresa notificó el viernes a sus inversores que analiza la alternativa de anteponer «medidas legales» al pago en bonos de la deuda de CAMESSA.

Luego de conocer que el ministerio de Economía instruiría a CAMESSA que ofrezca el canje para pagar en bonos y considerando el valor razonable de mercado de dicho instrumento de deuda, la empresa informó a sus accionistas que «Pampa ha registrado una pérdida por deterioro de u$s34 millones sobre los créditos» por ventas a dicha empresa mixta y está analizando las medidas legales contra esta resolución» plantea finalmente la nota.

Por su parte, la empresa AES Argentina, el otro gran actor privado en generación eléctrica con 3 centrales térmicas, 4 hidroeléctricas y 2 parques eólicos, informó a través de su presidente, Martín Genesio, que recibió consultas desde Estados Unidos acerca del impacto que tendrían las resoluciones 58 y 66 de la secretaría de Energía argentina.

De acuerdo a los que comento Genesio en un evento realizado ayer por LIDES los llamados fueron de la Embajada, del Departamento de Estado y del Departamento de Energía del gobierno estadounidense, además de funcionarios del FMI. «Como empresa estadounidense, tenemos conversaciones permanentes con estas instituciones», explicó Genesio, quien agregó que, en este momento, preocupa puntualmente cómo se va a resolver el tema de la deuda por la energía suministrada. «Romper un contrato es una muy mala señal», indicó al reflejar la mayor preocupación de sus interlocutores.

La carta de la CEPH señala que «la alteración, de manera unilateral por parte de la Secretaría, a los términos de contratos celebrados afecta la seguridad jurídica, genera incertidumbre a futuro respecto de la estabilidad de reglas, y constituye un precedente que desalentará nuevas inversiones»

Al igual que la nota de rechazo enviada el martes pasado al Gobierno por AGEERA, las empresas nucleadas en la CEPH aseguraron que a través de esta medida «se afecta en forma directa la posibilidad de continuar llevando adelante inversiones en perforación y terminación de pozos y/o construcción de infraestructura, y el mantenimiento de los niveles de producción, incrementando innecesariamente el riesgo de suministro de gas natural, la continuidad de la cadena de pagos y el crecimiento del sector»

El jueves se conoció la decisión de la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH) rechazó la propuesta

También sostienen que la conducta del Estado nacional y la instrucción que imparte a Cammesa viola los contratos celebrados por los productores, de los términos del Plan Gas.Ar, debido a que CAMMESA adeuda la totalidad de las entregas de los meses de diciembre de 2023, enero y febrero de 2024, más intereses desde octubre 2023.

«Resulta altamente cuestionable y preocupante que la resolución pretenda sujetar el pago de la deudacorrespondiente a las entregas del mes de febrero a la firma de un acuerdo en el cual se acepte el cambio unilateral de los contratos para los montoscorrespondientes a las entregas de gas de diciembre y enero (con la quita que ello implica)»,destaca la carta.

¿Desintegración de CAMMESA?

Al parecer, la situación se ha complicado frente a un fuerte rumor que circula en el sector acerca que Caputo y Rodriguez Chirilo estarían a favor de una especie de desintegracion de CAMMESA por la errática política que ambos sostienen frente a un sector está en estado de shock. La intención del Gobierno sería que las funciones de CAMMESA pasen a la empresa estatal Enarsa que en el futuro podría ser privatizada.

Con la resolución 58/2024 publicada el martes pasado en el Boletín Oficial el ministerio de Economía, a través de la secretaría de Energía propone una especie de reperfilamiento de la deuda con las empresas generadoras de energía equivalente a unos 1.200 millones de dólares mediante el pago con un bono en dólares con vencimiento en 2038 y que hoy cotiza un 50% debajo de la par.

Ese título denominado AE38 es un título publico nacional emitido en dólares con tasa fija del 4,25% anual con fecha de vencimiento el 09/01/2038. Su valor técnico es de 101,42 dólares, con un valor residual del 100 % y en la actualidad cotiza a $54.000 la lámina de 100 o el equivalente a 54 dólares lo que representa una paridad del 51,27%.

Esa deuda del Estado con las empresas del sector energético como Pampa, Central Puerto, AES, MSU y Albanesi, entre las generadoras, e YPF, PAE, TotalEnergies, Wintershall Dea, CGC, Tecpetrol y la propia Pampa, entre los productores de gas, se generó como consecuencia de la posición que tomó el Gobierno desde que asumió el 10 de diciembre pasado.

A partir de ese día el Estado dejó de hacer el pago de los compromisos la compañía que administra el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), que pese a tener una estructura mixta es controlada por la Secretaría de Energía a cargo de Eduardo Rodriguez Chirilo un funcionario que de acuerdo a sus pobres declaraciones en la Camara de Senadores al parecer no estaría pasando por un buen momento y podria dejar el gobierno luego del tratamiento de la Ley de Bases.

También puede interesarte

Alerta amarilla por nevadas en Mendoza: qué zonas están afectadas

Se esperan nevadas persistentes en algunas zonas de la provincia mendocina, según el pronóstico del tiempo.18 de julio...

Menos actividad, menos aumentos

El índice del costo de la construcción (ICC) en el Gran Buenos Aires --CABA y 24 partidos del...