El oficialismo apunta a votar la Ley de Bases el 16 de mayo en el Senado pero la UCR y otros aliados discuten su apoyo

Compartir:

El oficialismo tiene confianza en poder aprobar la Ley de Bases en el Senado y el sector más optimista apunta a lograr un tratamiento rápido en las comisiones la próxima semana para poder ir al recinto el jueves 16 de mayo, aunque entienden que la votación será muy ajustada y miran con atención las diferencias internas que hay en los bloques aliados, especialmente en la UCR.

La bancada radical tiene 13 votos que son clave para la Libertad Avanza, que con apenas 7 senadores está mucho más necesitado que en la Cámara de Diputados de la oposición dialoguista, dado que Unión por la Patria ocupa 33 de las 72 bancas del pleno y el ala kirchnerista ya se enfoca en cerrar filas con los legisladores que responden a gobernadores peronistas para evitar fugas.

Lo que ocurre es que el radicalismo «no tiene una posición orgánica», según reconocen en sus filas y demuestran con la votación de Diputados, donde un grupo optó por abstenerse en la votación general y no dudo en rechazar algunos artículos en la particular. En ese contexto, el bloque organiza una reunión con los gobernadores de la UCR para tratar de ordenarse. «Después de eso se tomará una decisión», remarcó a iProfesional uno de los senadores más influyentes.

El gobierno de Javier Milei también espera que ese encuentro ordene a la bancada radical, no solo porque confía en la buena relación que tiene con casi todos los gobernadores de la UCR, sino porque la negociación que intenta con sus pares del peronismo y partidos provinciales todavía no le ofrece garantías y en otros bloques dialoguistas también hay dudas. El oficialismo necesita ordenar esto para avanzar con su cronograma.

¿Cómo es el cronograma para la Ley de Bases?: optimismo versus realidad

La hoja de ruta que maneja la vicepresidenta Victoria Villarruel contempla reunir el martes a las 14:00 a las comisiones de Legislación General, de Presupuesto y Hacienda y de Asuntos Constitucionales, para iniciar un debate de tres jornadas consecutivas en la que prevén invitar a funcionarios del Ejecutivo, según confirmaron a iProfesional fuentes del oficialismo.

Entre los invitados estarán el ministro del Interior, Guillermo Francos, principal negociador del paquete legislativo de Milei, y los secretarios de Hacienda, Carlos Guberman; de Energía, Eduardo Rodríguez Chirilo, y de Trabajo, Julio Cordero. La idea del oficialismo es firmar los dictámenes para ambos proyectos el jueves.

El oficialismo aspira a una rápida aprobación de la Ley de Bases en el Senado pero todavía debe asegurarse acuerdos con otros bloques

De esa manera aspiran a poder sesionar el jueves 16 de abril con la Ley de Bases y el paquete fiscal, que será tratado en simultáneo pero solo necesita dictamen de la Comisión de Presupuesto y Hacienda. De hecho, en el Ejecutivo no descartan reprogramar la sesión informativa con el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, prevista para el 15. No obstante, ese es el plan más optimista y ambicioso de La Libertad Avanza y no todos creen que sea posible llegar a esa fecha.

Los más realistas en el oficialismo, entre ellos la presidenta de la Cámara, no ignoran que encaran una pelea «voto a voto» y manejan la alternativa de llevar los proyectos al recinto el 22 o el 23 de mayo. Así tendrían una semana más para aceitar acuerdos con la oposición dialoguista y estarían todavía dentro del plazo que les impone el «Pacto de Mayo» que organiza Milei para el sábado 25.

No obstante, el oficialismo confía en que la Ley de Bases y el paquete fiscal se aprueben pero nadie se anima a descartar por estos días que no sufran modificaciones y vuelvan a la Cámara de Diputados. Y es que hay capítulos en ambos proyectos que tienen los votos muy justos, como el régimen para grandes inversiones (RIGI), la delegación de facultades y, sobre todo, la restitución del Impuesto a las Ganancias.

La UCR espera a sus goberandores: ¿por qué la interna radical complica a Milei?

Las chances para ese escenario de una aprobación con cambios -que demoraría la sanción definitiva de las leyes- son altas por estos días debido precisamente a las disidencias que se registran en los bloques de la oposición dialoguista como la UCR. La división que se dio en Diputados tendría un impacto mucho mayor para el oficialismo en el Senado, donde los votos están más justos.

A esto se suma que todavía está fresco el recuerdo del rechazo al «mega DNU» de Milei, donde el bloque radical también se dividió. Martín Lousteau, que además preside el partido a nivel nacional, se diferenció del resto de la bancada y votó en contra del decreto junto al fueguino Pablo Blanco, mientras que el bonaerense Maxmiliano Abad se abstuvo.

La decisión de Abad fue, según supo iProfesional, porque no quiso quedar a contramano del bloque pero tampoco contrariar al presidente del partido, siendo él mismo titular de la UCR de la provincia de Buenos Aires. Por eso hoy es uno de los principales promotores de la cumbre con los gobernadores radicales para fijar una postura orgánica de cara a la votación de la Ley de Bases.

En la UCR la posición de Lousteau genera cortocircuitos y organizan una reunión con gobernadores para definir su voto

Según las fuentes consultadas por este medio, los senadores quieren que los gobernadores Alfredo Cornejo (Mendoza), Gustavo Valdés (Corrientes), Leandro Zdero (Chaco), Carlos Sadir (Jujuy) y Maximiliano Pullaro (Santa Fe) «cuenten que acordaron con el Gobierno y después de eso tomar una decisión».

Cornejo y Valdés son los que mantienen la mejor relación con el gobierno de Milei, mientras que el que más idas y vueltas tuvo fue Pullaro. Entre todos manejan cinco votos del bloque radical: dos por Mendoza, otros dos por Corrientes, dos más por Santa Fe, uno por Chaco y uno por Jujuy. En un escenario tan parejo, esos votos valen oro.

El resto de los senadores de la UCR se inclinan mayoritariamente por votar favor de ambos proyectos. Las dudas giran en torno a Lousteau y Blanco por la postura que tomaron con el DNU de Milei pero también por cuestiones puntuales de este debate. Por ejemplo, el porteño integra la Comisión de Presupuesto y el oficialismo necesitará su firma para tener dictamen y hacerle frente al kirchnerismo. El fueguino, en tanto, mira con lupa artículos específicos.

Apoyos en duda: ¿qué pasa con los otros potenciales aliados del oficialismo?

Dentro del proyecto de Medidas Fiscales se encuentra el artículo (agregado sobre el final de la sesión por los diputados del bloque de Miguel Pichetto) que obliga al Gobierno a presentar un proyecto que estipule un ahorro de 2 puntos del PBI mediante el recorte o suspensión de algunos de los 32 regímenes impositivos especiales, como el de Tierra del Fuego.

Este artículo del proyecto podría no contar con el acompañamiento de Blanco, que representa a esa provincia. Además, los senadores que responden a los gobernadores patagónicos mantienen por ahora su postura en contra de la restitución de Ganancias, como sus pares de diputados, y el radical fueguino podría no ser la excepción a pesar de no tener un jefe provincial al que le rinda cuentas.

Pero el inconveniente para el Gobierno no está solo en la interna de la UCR sino también en los otros bloques dialoguistas como Unidad Federal. Fuentes del bloque que integran el correntino Carlos «Camau» Espínola, el entrerriano Edgardo Kueider y la cordobesa Alejandra Vigo señalaron a iProfesional que se reunirán para definir cómo votarán, aunque Espínola ya se inclina por rechazar el artículo sobre Ganancias del paquete fiscal.

Otro foco de tensión está en Cambio Federal, otra bancada de tres que preside el experimentado Juan Carlos Romero. Pese a su alianza firme con La Libertad Avanza, sus compañeras de bancada son las chubutenses Andrea Cristina y Edith Terenzi, cercanas al gobernador Ignacio Torres, otro patagónico reacio a acompañar la restitución del Impuesto a las Ganancias.

La Rosada sondea gobernadores: ¿cómo es la pulseada con el kirchnerismo?

Consciente de que el escenario es mucho más parejo que en Diputados y que Villarruel no tiene demasiado margen de maniobra, el ministro Francos busca cerrar acuerdos con los gobernadores que pueden inclinar la balanza. Entre ellos están los patagónicos Alberto Weretilneck (Río Negro), Claudio Vidal (Santa Cruz), Rolando Figueroa (Neuquén) y Torres, cuyos senadores son fundamentales para el quórum.

No obstante, el Gobierno también sondea a los peronistas. El apoyo que mostraron el tucumano Osvaldo Jaldo y el catamarqueño Raúl Jalil a través de sus diputados y en declaraciones públicas recientes podría no ser suficiente en la Cámara alta porque no influyen sobre todos los senadores de sus provincias que integran Unión por la Patria. Prueba de ello son Lucía Corpacci (Catamarca) y Juan Manzur (Tucumán), que votarían en contra de todo el paquete.

En ese contexto, el oficialismo está interesado en lograr un acuerdo con el santiagueño Gerardo Zamora, un hombre nacido de la UCR pero adoptado por el peronismo y muy cercano al kirchnerismo. Por una argucia electoral, controla los tres votos de Santiago del Estero en el Senado, todos dentro del interbloque Unión por la Patria. Sin embargo, está difícil para el Gobierno: sus siete diputados votaron en contra de la Ley Bases en general.

Atentos a la necesidad que tienen los libertarios de conseguir algún apoyo de senadores peronistas (aunque sea a través de ausencias de último minuto), la cúpula kirchnerista de Unión por la Patria que conforman José Mayans, Anabel Fernández Sagasti y Juliana di Tullio armaron un encuentro por videoconferencia el último jueves con toda la bancada para tratar de cerrar filas.

La intención es que no se les escape ninguno de los 33 votos. Para ello, Cristina Kirchner también tendría que convencer a algunos gobernadores de no acordar con el oficialismo el apoyo a la Ley de Bases. El kirchnerismo ve que en un escenario tan parejo con diferencias internas en los «bloques del medio», no es imposible trabar los proyectos de Milei o al menos modificarlos y demorar su avance, así como el oficialismo ve posible aprobarlos. Empezó una pelea «voto a voto».

También puede interesarte

El vóley de Argentina ya se metió en París 2024 pero sigue con hambre: qué necesita para llegar a la fase final de la...

El seleccionado argentino de vóleibol ya aseguró su clasificación para los Juegos Olímpicos de París 2024, el objetivo...

Qué pasó con Loan: el análisis del perito psiquiatra Rafael Herrera Milano

En el análisis de la desaparición de Loan, el perito psiquiatra forense Rafael Herrera Milano destacó que...

Alerta en la comunidad científica tras la aprobación de la Ley Bases: Cuáles son los cambios?

La Red de Autoridades de Institutos de Ciencia y Tecnología, misma que incluye a 400 de...